Estrepitosa contracción de la economía chiapaneca

En el tercer año de Velasco y EPN el sistema cayó 3.1%; cambio en el modelo, piden Al concluir el año pasado el Producto Interno Bruto (PIB) del estado...

En el tercer año de Velasco y EPN el sistema cayó 3.1%; cambio en el modelo, piden

Al concluir el año pasado el Producto Interno Bruto (PIB) del estado fue tasado en cerca de 230 mil millones de pesos (mdp). Representó una caída de más de 3 por ciento en comparación con 2014. Fue la merma más importante de lo que llevamos de este decenio y la cuarta consecutiva de dicho periodo, de las cuales las dos últimas fueron en las actuales administraciones federal y estatal. El único sector con balance positivo fue el agro.

En los últimos 11 años la también llamada demanda agregada de la entidad creció 1.7 por ciento por ejercicio, en promedio. Si prolonga dicha tendencia, la entidad perderá más protagonismo en el sistema productivo nacional y continuará sin grandes avances en el combate a la marginación, alertó el investigador de la Universidad Autónoma de Chiapas (Unach), Alfredo Camacho Valle.

Por medio de un comunicado el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) dijo que en el cuarto trimestre del año pasado el PIB del país registró un aumento de 2.5 por ciento, respecto al mismo periodo de 2014. La situación fue resultado de un repunte en los segmentos primario (2.7 por ciento), secundario (0.2 por ciento) y terciario (3.7 por ciento).

Las economías con las aceleraciones más vigorosas fueron Chihuahua (6.8 por ciento), Colima (6.2 por ciento) y Nuevo León (5.9 por ciento). La demanda agregada del estado reportó una apreciación de 0.7 por ciento. Ocupó el lugar 28 y rompió un racha de tres déficits seguidos.

Informó que en el tramo final del ejercicio anterior en la entidad las ramas agropecuarias tuvieron un alza en su actividad de 11.6 por ciento. En ese rubro Chiapas fue clasificado en el quinto sitio, por arriba de Puebla (11 por ciento).

Asimismo, en el estado el comportamiento del segmento secundario sufrió una variación negativa de 4.7 por ciento. En dicho ámbito la entidad fue colocada en el puesto 26, por encima de la Ciudad de México (4.9 por ciento).

Además, en el estado el ritmo del sector comercio y servicios mostró un incremento de 1.3 por ciento. En esa área Chiapas fue posicionado en el escaño 28, entre Tamaulipas (1.6 por ciento) y Campeche (un punto porcentual).

Al tomar en cuenta los saldos del primero, segundo y tercer trimestre (retrocesos de 4.9, 2.0 y 5.1 por ciento, respectivamente), el año pasado el sistema productivo de la entidad notificó una baja de 3.1 por ciento para rondar los 229 mil 333 mdp. El único segmento con superávit fue el primario (2 por ciento), el terciario exhibió “tasa cero” y la industria registró un desempeño adverso (11.3 por ciento).

Fue el descenso más fuerte del PIB del estado en lo que va de la década y el cuarto de manera ininterrumpida en ese lapso. Además, fue el más estrepitoso de los gobiernos de Enrique Peña Nieto y Manuel Velasco Coello.

Para Camacho Valle el panorama económico para Chiapas es incierto a corto y a mediano plazo, debido a que como es tradicional la evolución de la inversión pública determinará la trayectoria de sus principales variables macroeconómicas.

Para estabilizar la dinámica de su economía la entidad requiere una política que apuntale la manufactura, los servicios y la distribución de energéticos y agua. El modelo económico actual no da para más, afirmó.

SANTIAGO ESTRADA/ÚNICO DIARIO

 

Categorías
De Portada

Lo más visto